My Top Bike

Supercomparativa: Crankbrothers Candy 1 -VS- Shimano 520

Muchas veces no le damos mucha importancia, pero en sí es el elemento que nos une a nuestra bicicleta; efectivamente estamos hablando de los pedales.

Vamos a comprar un bicicleta de montaña y una vez ya elegida la bici, si monoplato  o doble plato, le pedimos un extra al vendedor y nos dice que nos regala los pedales; pero pocas veces le damos importancia, y en la mayoría de de los casos el pedal que nos dan con la bici es un Shimano,  y lo más habitual el Shimano M520. Pero existe alguna alternativa fiable en otra marca???

Nosotros vamos a presentar un buen oponente para el M520 del popular fabricante japonés, el CANDY 1 de Crankbrothers.

¿ Shimano 520 o Cran Brothers Candy1?

Los pedales Shimano 520, al igual que el resto de gama de pedales del fabricante japonés, son  conocidos por su fama de indestructibles,  por lo que no necesitan grandes cuidados, y sin modificar su comportamiento sean cuales sean las condiciones.

Por otro lado los Crank Brothers Candy 1 al igual que toda la gama de pedales de Crank, son conocidos por su diseño único, con variedad de color, y únicos en el desalojo del barro.

CARA A CARA

El momento que más nos acordamos de los pedales quizás sea en situaciones de barro, por el motivo que sea necesitamos desenganchar la zapatilla del pedal y cuando volvemos a querer enganchar de nuevo, imposible, es bastante probable que esto suceda si los pedales que estas usando sean unos Shimano M520, esto es debido a que el anclaje además de no ser muy grande, se llena de barro dificultando la entrada de la cala, ya que el eje es demasiado ancho sumado a que la parte delantera del anclaje del pedal es fija y solo bascula la trasera para permitir que entre la cala, y esto no deja que el barro de cuele para caerse.

Mientras que si eres de los que usas unos Crank Brothers, el sistema de anclaje es mucho mayor, además tiene cuatro caras por donde enganchar, lo que facilita bastante la acción de encalar a la primera. Si sumamos que tiene  un eje mucho más fino y que el pedal abre por ambos lados, es muy difícil que el barro se quede enganchado en nuestro pedal.

Este sistema que  tiene el pedal del fabricante americano, que permita que se abra tanto por la parte trasera como delantera, hace que carezca de regulación, para que  el pedal apriete más o menos nuestra cala, algo que sí tiene el pedal Shimano, lo que hace alargar la vida útil del pedal, ya que aunque el muelle vaya perdiendo propiedades con el tornillo de tensión podemos ir corrigiendo esa  holgura por fatiga.

Otro de los puntos más importantes que tenemos en cuenta a la hora de comprar cualquier producto, y no iba a ser menos en el caso de los pedales de nuestra MTB, es el tiempo de vida útil que nos pueden  durar estos. Es en este punto donde los Shimano M520 ganan por goleada frente a los Candy 1, donde nos encontramos el verdadero tendón de Aquiles de los Crank Brothers: los materiales tan ligeros  y  el acabado minimalista de los mismos, hace que sean  más delicados lo que implica hacer  tareas  de mantenimiento de vez en cuando, para alargar su vida.

Al mismo tiempo este punto débil se convierte en fuerte el siguiente: repuestos, en los M520 como tengas algún problema será muy difícil encontrar un recambio, por lo que lo más fácil será que cambies de pedales; en cambio de los Candy1 al igual que el resto de pedales del fabricante americano podrás encontrar cualquier recambio, y a precio razonable, sin tener que plantearte si es más barato reparar o comprar uno nuevo.

Otro de los puntos más importantes: movilidad angular que nos permite el pedal.

Los Candy 1 nos permiten bastante movilidad, por lo que es raro tener molestias en nuestras rodillas; por este motivo son muy recomendados para principiantes con pedales automáticos. Otro punto realmente interesante de los Candy 1, es lo de la cala mestra. Es algo no conocido por muchos, pero en  Crank Brothers con una calas tienes un moviento angular de 15º (se suele colocar en el pie que más desmontas ya que es más rápido) y la otra 20º, nos da más juego sin llegar a desenganchar.

Por su lado a los Shimano M520 se le achaca la poca libertad angular que deja a nuestras rodillas. Una vez que acoplamos el pie al pedal, prácticamente no permite rotación de la zapatilla, obligando a pedalear con las piernas totalmente alineadas o ajustar de una manera muy precisa y fina las calas, lo que puede ser un problema si hacemos ese paso mal (de ahí vienen muchos dolores y molestias varias de las rodillas sobre todo en media y larga distancia).

 

 

Por último, el momento de mantener la linea de nuestra bicicleta con los pedales:

 

En este punto el fabricante americano de pedales, gana con creces al japones; por lo tanto es la mejor opción para todos eses que busquen tener la bicicleta más ligera de su grupeta.

Este es nuestro cara a cara de los M520 Y Candy 1. Esperamos que este duelo de pedales os ayude en vuestra futura elección.  De lo que ninguno os va a salvar será de las típicas primeras caídas en parado , así que preparaos para ellas. Pero comentar que con el paso de las semanas los pedales automticos solo os darán alegrías y beneficios reales.

¿Y tu que por cúal te decides?

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *