My Top Bike

Bolsa Blackburn Outpost para sillín

Con el nuevo auge del Gravel, la modalidad de ciclismo que arrasa en USA y poco a poco llega a nuestro entorno con gran aceptación, las marcas incorporan a su catálogo de componentes diverso material específico para este tipo de bicis. Hoy vamos a  analizar un producto de la marca Blackburn que nos hará más fácil realizar viajes con nuestra bici gravel sin necesidad de usar un portabultos clásico anclado al cuadro. Se trata de la bolsa Blackburn Outpost para sillín.

Se trata de una bolsa impermeable y extraíble sobre la carcasa de nylon resistente que se sujeta a la tija de sillín con dos cintas  y a los raíles del sillín con otros dos velcros.  La capacidad máxima es de 10.5 litros y tiene un peso de  475 gramos. Lo interesante de esta bolsa es la facilidad de ajuste para hacerla más larga o más corta en función de la carga.
Pudimos probarla en un viaje de 5 días. En el primer día no se hacía noche en medio, por lo que no se usó toda la capacidad. La usamos para llevar ropa de abrigo extra, recambios para la ruta y comida… en vez de llevarlo en los bolsillos del maillot. La sensación de comodidad era total, al no llevar peso en el cuerpo, salvo algo de comer. En este caso la bolsa la llevamos más comprimida doblando la bolsa interior un poco y tensando los cierres exteriores para que no fuese con holgura.
Después de esa jornada hicimos un anillo circular de tres días en bici, durante el cual hicimos noche dos veces; por lo que fue necesario llevar más ropa de recambio y de calle, y las cosas estrictamente necesarias para la higiene y demás. Teniendo en cuenta que el viaje fue en el mes de febrero, en pleno invierno en Teruel, con mucho frío y riesgo de lluvia, hubo que escoger muy bien lo que habría que llevar para optimizar el espacio. Entonces a mayores de la ropa de bici que ya llevabamos puesta, y usar esta vez sí los bolsillos de la chaqueta para llevar cosas, la bolsa iba cargada a tope. Si bien de peso no era excesivo porque la ropa técnica pesa poco, si ocupaba todo el volumen de los casi 11 litros de capacidad. Dentro de la bolsa llevaba para estos tres días de viaje:
-un neumático, desmontables, bomba de aire micro.
-un plumífero compactable
-un pantalón técnico de calle compactable
-una camiseta térmica técnica de calle
-una braga de cuello técnica
-dos boxer
-dos camisetas térmicas para bici
-3 pares calcetines para bici
-un chaleco Primaloft para bici
-un par de guantes térmicos extra
-algo de comida
-productos de higiene: cepillo de dientes, pasta, desodorante
-cargador de móvil
Para más días de viaje haría falta otra bolsa extra delantera o para el tubo superior. No es recomendable mochila a la espalda, porque al cabo de unas horas desearías tirarla a la basura. O si fuese otra época del año más benévola con el clima no sería necesario llevar tanta ropa voluminosa. En primavera o verano tambíen se podría ir lavando la ropa sobre la marcha ya que con el calor de la noche podría secar.
La bolsa interior es impermeable y estanca. Se ve resistente y duradera. La clave está en tensar las cinchas y velcros para que no ande bailando debajo del sillín. Hay que tener especial precaución con las rachas de viento lateral fuerte, ya que la bolsa sobresale como un mástil hacia arriba y nos puede cambiar la conducción en los descensos con viento. La principal ventaja de este tipo de bolsas es que no es necesario portabultos metálico, y se puede usar en cuadros y tijas de carbono con total tranquilidad. En cuanto a la capacidad, como ya comentamos para 3-5 días es perfecta. En verano incluso más. Pero si necesitamos llevar más cosas, como saco de dormir o utensilios para cocinar, entonces hacen falta las bolsas delanteras y de tubo superior. Para los más viajeros también existen unas bolsas para anclar en cada pata de la horquilla, aunque ya serían para bicis de aventura o viaje con los soportes hechos.

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *